Posted on

Dieta Keto, más Contras que Pros

Dieta Keto o Cetogénica

Últimamente la dieta Keto o Cetogénica se han puesto de moda sobre todo después de que algunas personas famosas las han mencionado. Y es que estas dietas “dicen” que ayudan a perder peso de manera “rápida”, pero tal vez tú al igual que otros no sepan cómo son, en que consiste este tipo de dietas, si son seguras, si son buenas o no para la salud, veamos en de que se trata esta versión.

Origen de la dieta Keto y propósitos

keto, procede de la palabra ketogenic en inglés, y en español, es conocida como dieta cetogénica. Fue descubierta en el año 1921 por el endocrinólogo Henry Rawle Geyelin.

La dieta keto consiste en la ingesta de más alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de hidratos de carbono con el objetivo de generar una cetosis en el organismo, es decir, un exceso de cetonas en la sangre, una situación similar a la que produce el ayuno.

Las “cetonas” son pequeñas moléculas de combustible que se producen en el hígado a partir de la grasa.

Geyelin planteó los beneficios terapéuticos de esta dieta para el tratamiento de crisis epilépticas, aunque en la década de 60´s su fórmula fue recuperada por el Cardiólogo Robert Coleman Atkins (Dieta Atkins) y en los 90’s por el médico y dietista francés Pierre Dukan (Dieta Dukan) con el objetivo de ofrecer una pérdida rápida de peso.

A principios de los años 20´s la idea de Geyelin parecía todo un hallazgo, pero no lo era del todo, ya que como lo comenta David Cox en el portal The Guardian: “los antiguos Griegos ya habían descubierto que una de las mejores maneras de manejar los ataques de epilepsia era dejando de comer”.

Sin embargo esta solución no era válida a largo plazo por obvias razones. Hipócrates en su momento y Geyelin como heredero de estas teorías, descubrieron que una vez que el ayuno había terminado las convulsiones volvían con más fuerza.

Geyelin descubrió cómo podía llevar al organismo a esa sensación de ayuno sin que el paciente tuviese que pasar hambre. Lo hizo regulando la caída de glucosa en sangre y manteniendo niveles elevados de metabolitos de grasa llamados cetonas.

La Dieta Keto y su éxito

La dieta cetogénica tuvo mucho éxito hasta el año 1938, momento en se descubrió la fenitoína, un medicamento anticonvulsivo que comenzó a emplearse de forma generalizada para tratar la epilepsia.

Se dice que las dietas cetogénicas  han sido de las más polémicas que existen y una prueba de ello es el documental “The magic Pill”

La asociación médica Australiana pidió que se retirará de la famosa plataforma de video On demand, esto porque que podía causar desinformación y confusión sobre este tema.

El documental apareció por primera vez en el 2018 y el nuevo presidente de la AMA (Asociación Médica Estadounidense), Tony Bartone, aseguró estar preocupado por los malos efectos que pudiera tener en los miembros más vulnerables de la sociedad.

Y es que este tipo de dietas sin un adecuado acompañamiento médico podría causar daños considerables en la salud, ya que se busca alterar el metabolismo natural del cuerpo para provocar un estado llamado cetosis, explicó Melanie Boehmer, dietista registrada en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

El cuerpo humano normalmente depende de los carbohidratos para la obtención de energía rápida, pero en la cetosis el cuerpo cambia su enfoque primario a la quema de las grasas.
“Cuando se induce una cetosis intencionada, el cuerpo se vuelve increíblemente eficiente en la quema de grasas para obtener energía”, señaló Boehmer y eso se traduce en una pérdida de peso.

Los nutricionistas advierten que la dieta es difícil de seguir y que no incluye sufieciente verduras y frutas ricas en nutrientes, por lo cual podrías tener algunos daños adversos como:

  • Gripa “keto”
  • Pérdida o ganancia de peso
  • Irritabilidad, nerviosismo, somnolencia
  • Náuseas, vómitos, diarreas, estreñimiento
  • Dolor abdominal
  • Aumento del colesterol y triglicéridos

¿Cómo se hace una dieta Keto?

La dieta Cetogénica consiste en una reducción drástica de carbohidratos para alcanzar el estado de cetosis. El régimen limita los carbohidratos diarios a un 2% al 5% de las calorías totales, cuando una dieta tradicional sugiere que el consumo sea de 45% al 65%.

Distribucion de la dieta Keto

Para compensar esta reducción se debe tener un gran aumento en el consumo de grasas representada por alimentos como aguacate, coco, semillas, crema de leche, aceite de oliva, almendras, castañas, nueces y almendras. (en este punto vale la pena distinguir cuales son las grasas buenas y las grasas malas).

Además de esto, la cantidad de proteína también debe aumentarse hasta constituir alrededor del 30% de la alimentación, siendo necesario comer carne, pollo o pescado en el almuerzo y en la cena, e incluir huevo y quesos en las meriendas.

Alimentos permitidos y prohibidos

La tabla a continuación muestra una lista de alimentos permitidos y prohibidos en la dieta keto o cetogénica:

PermitidosProhibidos
Carnes, pescados y huevosArroz, pasta, maíz
Embutidos como jamón serrano, chorizo y tocinetaFrijoles, soya, garbanzos, guisantes
Aceite de oliva, aceites, mantequilla y margarinaHarina de trigo, avena
Queso, crema de leche y yogurt sin azúcarPan, tostadas
Maní, nueces, avellanas, castañas, almendrasPapa
FrutasTortas, dulces, galletas, chocolate
Legumbres y vegetalesAzúcar y edulcorantes
Semillas como linaza, chía y girasolChocolate en polvo, leche
Salsas como mayonesa y mostazaPizza, lasaña, yogures normales

Menú ejemplo de la Dieta Cetogénica

Este tipo de alimentación puede ser seguido durante 1 a máximo 3 meses, y en la llamada dieta cetogénica cíclica es posible alternar entre 5 días consecutivos de dieta y 2 días de alimentación con carbohidratos.

Para entender un poco mejor que se puede comer en una dieta Keto, veamos el siguiente ejemplo de 3 días de una dieta cetogénica.

Día 1
Desayuno: 1 taza de té verde + 2 huevos fritos en mantequilla + 1 rebanada de queso blanco bajo en grasa;
Colación de la mañana: gelatina sin azúcar + 3 marañones/merey;
Almuerzo / Cena: 200g de carne + ensalada verde + 3 cdas. de aguacate + aceite de oliva;
Colación de la tarde: 1 vaso de aguacate licuado con leche de coco o almendras + 1 cda. de harina de linaza

Día 2
Desayuno: Omelet hecho con 2 huevos y relleno de vegetales + 1 vaso de jugo verde;
Colación de la mañana: 10 fresas + 2 cdas de crema de leche;
Almuerzo / Cena: 200 g de pollo con piel + 20 unidades de anacardos o castañas de cajú + ensalada de vegetales con aceite de oliva y ajonjolí;
Colación de la tarde: 2 huevos fritos en mantequilla + 1 rebanada de queso blanco bajo en grasa.

Día 3
Desayuno: 1 vaso de aguacate licuado con yogurt natural y semilla de chía ;
Colación  de la mañana: 2 rebanadas de papaya + 1 cda de mantequilla de maní / cacahuate;
Almuerzo/ Cena: 2 ruedas de pescado al horno con vegetales y aceite de oliva + salsa 4 quesos;
Colación de la tarde: 2 huevos revueltos con hongos y chía + 1 taza de té verde.

Es importante recordar que una dieta cetogénica debe ser prescrita por un profesional nutricionista, siendo necesario un seguimiento de control para prevenir problemas como caída de la glucemia y aumento del colesterol.

Ventajas de la dieta Keto

Cuando se pasa a una dieta cetogénica, las personas pierden peso muy rápido”, dijo Boehmer. “Esto en realidad no se debe a que estén perdiendo peso físico.

Por lo general se debe a que los carbohidratos contienen más agua, así que están perdiendo peso de agua.

Se necesita constancia para ver una pérdida de peso y un cambio real”.
A pesar de su impopularidad entre profesionales, dos estudios independientes publicados recientemente en la revista Cell Metabolism  han abierto la esperanza de que las dietas cetogénicas a tiempo completo puedan tener beneficios para la salud.

En análisis de laboratorio, las investigaciones apuntaron que estas dietas no solo reducen el peso, sino que parecen mejorar la memoria y la esperanza de vida.

Promueven: Energía constante, mayor enfoque mental, control del apetito, pérdida de peso, control de glucemia y corrección de diabetes de tipo 2,
mejoras en los marcadores de salud, incluyendo el perfil de colesterol (HDL y triglicéridos), los los niveles de insulina y la presión arterial.

Un aumento de la resistencia física, ya que se indica es que la provisión de carbohidratos almacenados (glucógeno) sólo dura unas horas durante ejercicio intenso, o incluso menos. Pero los depósitos de grasa contienen suficiente energía como para durar fácilmente semanas o incluso meses.

Existe incluso especulación, basada en ciencia, de que una dieta cetogénica podría aumentar la longevidad y ayudar a tratar o reducir el riesgo de padecer cáncer.

Experimentos con dietas Cetogénicas

En 2010, el biólogo molecular Eric Verdin cambió la forma en que se pensaba acerca de los cuerpos cetónicos al descubrir que uno de ellos, llamado beta hidroxibutirato o BHB, estaba enviando señales y modificando vías moleculares en el cerebro para reducir la inflamación y otros daños causados ​​por los radicales libres.

Los investigadores pensaron que el BHB podría tener propiedades anti envejecimiento y que sucedería lo mismo con las dietas cetogénicas.
Tras varios años probando con ratones, alimentándolos con y sin carbohidratos y poniendo en marcha dietas cetogénicas en ellos, se ha demostrado que aquellos que demandaban más carbohidratos presentaron mejores resultados en ejercicios diseñados para probar su memoria y la capacidad para reconocer cosas nuevas.

A pesar de las pruebas realizadas, hoy en día resulta imposible asegurar que la dieta cetogénica sea recomendable, especialmente por la agresividad de su puesta en marcha para nuestro cuerpo y la dificultad de mantener el hábito con ella.

Peligos y desventajas de la dieta Keto

Dada su complejidad en humanos, se necesitan ensayos clínicos bien controlados para ver cómo afecta a las personas a largo plazo.
No hablamos solo de perder peso o de obtener beneficios adicionales a corto plazo, sino de preservar nuestra salud.

Uno de los peligros más comunes de la dieta cetogénica es la dislipidemia, aumento del colesterol y de los triglicéridos.
Otro de los efectos adversos es que provoca trastornos gastrointestinales como constipación y reflujo, porque el organismo no es capaz de absorber toda la grasa consumida. Los cólicos abdominales y la diarrea son frecuentes.

Del mismo modo, hay una deficiencia de carnitina o vitamina B11 a la hora de perder peso con este tipo de dieta, este nutriente permite que los ácidos grasos se quemen y disminuye el riesgo de depósitos grasos en el hígado, como por ejemplo, los relacionados con el abuso en el consumo de alcohol.

Al consumir tanta grasa, la carnitina no tiene la capacidad para actuar, por lo que la grasa sobrante se va a los vasos sanguíneos y otra parte a los tejidos adiposos.

Es importante tener en cuenta que si el cuerpo detecta que no tiene glucosa (es decir azúcar) en la sangre, algo indispensable para que funcione el cerebro, los músculos y el resto del organismo, el cuerpo comienza a realizar el proceso para adquirirlo de donde le sea posible, afectando de este modo a los músculos e incluso al corazón.

Otros invonvenientes de la dieta Keto es que provoca cansancio, debilidad muscular, sensación de mareos y confusión. Del mismo modo, durante el transcurso de la dieta de cetonas es frecuente sufrir problemas de estreñimiento, como consecuencia del escaso consumo de fibra, así como mal aliento o halitosis.

Quienes no deben seguir una dieta Keto

La dieta cetogénica está contraindicada para personas:

  • Mayores de 65 años
  • Con antecedentes de insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Pacientes en tratamiento con medicamentos a base de cortisona.

Consideraciones sobre una dieta Keto

Ya que nuestra filosofía nos permite emitir una opinión sin conflicto de intereses, es que podemos escribir las siguientes líneas.

Es una dieta con demasiados riesgos para los pocos beneficios que puede aportar, veamos…

Consumir tantas grasas no es para nada recomendable, aunque digan que el cuerpo reconocerá a la grasa como combustible en vez de los carbohidratos.

Estamos hackeando a nuestro organismo, lo que significa que estamos tendiendole una trampa para “quemar grasa más rápido”, hacer trampa no es una buena práctica en la vida en general ¿o si?. ¿Para qué tanto apuro en quemar grasas?, parecería que el mundo se va a acabar… y si es así, no pasa nada, ya no me volveré a ver gordo/a.

Quemar grasas y bajar de peso es la consecuencia lógica de comer bien, es decir comer solo lo suficiente y de forma saludable, entonces el cuerpo perderá el peso extra y alcanzará su peso ideal.

Es muy grave la confusión que generan muchos de los anuncions que ofrecen dieta Keto y consideran comer embutidos (Preparados a partir de carnes sometidas a procesos de curación, adicionadas con despojos comestibles y grasas de cerdo introducidos en tripas naturales o artificiales), una auténtica barbaridad.

Hemos visto cuestionarios que dicen: ¿Cúanto peso estás dispuesto a perder?,.. y ahí va la dieta Keto a tantos $. La pregunta correcta sería ¿Estás dispuesto a comer bien para perder todo el peso que te sobra?

Los especialistas recomiendan que en caso de hacer una dieta cetogénica, sería por 2 o 3 meses máximo, ¿entonces?, luego otra vez a adaptar el cuerpo a una nueva alimentación diferente. ¿No es mejor empezar a comer bien de una vez y para siempre?.

Por cierto el Dr. Robert Coleman Atkins murió a consecuencia de que padecía sobrepeso y lesiones cardiovasculares.

Conclusión

Este tipo de dietas pudieran ser un bien momentáneo sin embargo, una vez más, nuestra recomendación es que antes de considerar empezar con un régimen alimenticio, te acerques a un nutriólogo para que te asesore sobre un plan alimentico de acuerdo a tu estilo de vida y te acompañe durante este proceso.

Maia Natural style